El siglo presente y el siglo venidero

Hacer un estudio sobre el siglo presente y el siglo venidero no es difícil pero tampoco breve. Son muchos textos bíblicos por analizar y tenemos que luchar con varios preconceptos que traemos en nuestras mentes. Si eres como la mayoría de los creyentes, seguro que muchos años creíste conocer el significado e importancia de estos temas. Te desafío a completar este estudio y verás que el tema es mucho mas enriquecedor e importante de lo que nunca imaginaste!

Uno de los grandes inconvenientes que tenemos hoy en día es el diferente uso que se le da a los términos actuales en comparación con el uso que tenían hace mucho tiempo atrás, especialmente en los días de los apóstoles. La palabra castellana “siglo” hoy se utiliza casi exclusivamente para referirnos a un período de literalmente 100 años, excepto en el contexto religioso, donde aún se preserva el sentido antiguo, el cual se refiere a un período de tiempo indeterminado, pero caracterizado por algo en común que lo identifica y destaca del resto.

En la Biblia existe un término griego aion que con frecuencia se lo traduce como “siglo”, aunque esta no es su única traducción. Así, la Biblia menciona el presente siglo malo (Gal 1.4), el siglo venidero (Mt 12.32), la consumación de este siglo (Mt 24.3), etc. Sin importar la inclinación teológica de cada creyente, todos concuerdan en que el uso de la palabra “siglo” no representa 100 años literales, sino un período de tiempo o una etapa que Dios ha determinado sobre la humanidad en su soberano plan.

Las diferencias comienzan a surgir cuando los teólogos e intérpretes de la Biblia intentan armar el “diagrama profético” y al hacerlo deben colocar los eventos profetizados dentro de las diferentes “etapas” del diagrama

En el presente estudio consideraremos el uso de la palabra aion , su relación con el siglo presente y el siglo venidero, lo relacionado a la segunda venida de Cristo  y en posteriores estudios explicaremos la importancia de esto para entender  la escatología bíblica

El estudio de estas 2 etapas es de suma importancia porque todo lo que Dios ha determinado para la humanidad, transcurre en algunas de estas 2 etapas- El Señor mismo, los profetas del AT y los apóstoles del NT, todos ellos conocían estos términos y los usaban para referirse a eventos concretos de la profecía. Por tanto, es esencial comprender el uso de estos términos para comprender el panorama profético y los eventos relacionados a la segunda venida de Cristo

Comencemos por citar solo  algunos de los pasajes que contienen aion (usaremos la Biblia de las Américas, salvo expresa mención).

Aion y el Siglo presente

Consideraremos las referencias de la palabra aion en relación al siglo presente.

Aion como referencia al principio de la creación

… sino que hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta que, desde antes de los siglos, Dios predestinó para nuestra gloria;

1 Co 2:7

…Desde el principio jamás se ha oído decir que alguien abriera los ojos a un ciego de nacimiento

Jn 9:32

En esta categoría de versículos, encontramos 2 referencias al principio de todo. En 1 Corintios, para hacer referencia a la eternidad anterior al momento de la creación, cuando Dios aún no había creado a nadie para revelarle sus planes. En el caso del texto de Juan 9.32, se nos explica que desde la creación del mundo hasta el día de la aparición de Cristo en el mundo, nadie había dado vista a un ciego de nacimiento.

 

Aion como referencia a un período de tiempo en el pasado

Tal como lo anunció por boca de sus santos profetas desde los tiempos antiguos

Lc 1:70

 PARA QUE EL RESTO DE LOS HOMBRES BUSQUE AL SEÑOR, Y TODOS LOS GENTILES QUE SON LLAMADOS POR MI NOMBRE, DICE EL SEÑOR, QUE HACE SABER TODO ESTO DESDE TIEMPOS ANTIGUOS.

Hch 15:17-18

Podemos ver en estos versículos que las referencias son a todo el período de tiempo, desde la creación en adelante, cuando en diversos momentos de la historia, Dios levantó profetas para hablar al mundo en el nombre de Dios. En el caso de Lucas 1.70, mostrando que la venida del Mesías, era el cumplimiento directo del pacto hecho con David (Lc 1.69) y también en cumplimiento del pacto con Abrahám (Lc 1.72-72)

En el caso de Hechos 15.17-18, el contexto es diferente: Jacobo, pastor en la iglesia en Jerusalén, cita una profecía de Amós 9.11-12 para demostrar que en la primera venida del Mesías, cuando se restaure el tabernáculo caído de David, se abrirían las puertas de par en par para que ingresen los gentiles a adorar al Señor. En este contexto, el Señor les aclara que lo había anunciado desde mucho tiempo atrás para que cumplido el tiempo de la aparición del bendito Señor Jesucristo, la iglesia admitiera a los gentiles en su membresía.

Aion como referencia a todo el tiempo presente y su maldad característica

Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero.

Mt 12:32

El señor elogió al mayordomo injusto porque había procedido con sagacidad, pues los hijos de este siglo son más sagaces en las relaciones con sus semejantes que los hijos de luz.

Lc 16:8

Y Jesús les dijo: Los hijos de este siglo se casan y son dados en matrimonio,

Lc 20:34

Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

Rm 12:2

en los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.

2Co 4:4

… que se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos de este presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,

Gá 1:4

… pues Demas me ha abandonado, habiendo amado este mundo presente, y se ha ido a Tesalónica; Crescente se fue a Galacia y Tito a Dalmacia.

2Ti 4:10

De otra manera le hubiera sido necesario sufrir muchas veces desde la fundación del mundo; pero ahora, una sola vez en la consumación de los siglos, se ha manifestado para destruir el pecado por el sacrificio de sí mismo.

He 9:26

Estos 3 pasajes de Mt 13.39, 13.49 y 28.20 demuestran de un modo claro e inconfundible cuando es que se acaba el siglo presente. Tal vez habías oido o leído sobre el fin del mundo y te imaginabas al planeta tierra explotando por el universo u otras grotescas imágenes provistas por Holliwood para ser espectaculares. No es lo que la Biblia enseña. El fin del mundo, es el fin de este aion , de este siglo, de esta era o etapa, y aunque estamos en la “consumación” aún no hemos llegado al final. En el final de este aion, vendrán los ángeles de Dios, y como enseñan las parábolas, separaran los malos de los buenos, y los buenos irán al siglo venidero a disfrutar de la eternidad con Cristo y los malos irán al siglo venidero a ser atormentados por los siglos de los siglos en el lago de fuego y azufre. Pero la palabra de Cristo es de aliento para nuestras vidas pues nos concede la promesa que aún en el presente siglo malo, Cristo estará presente y ayudándonos, hasta el fin.

Estos versículos son sumamente importantes. Todos ellos tienen en común en que hacen referencia al tiempo desde la creación del mundo hasta la segunda venida de Cristo o los eventos finales previos a la segunda venida de Cristo. Notemos por ej que aion se utiliza para describir esta era, de humanidad caida, pecaminosa usando en ocasiones frases como “los hijos de este siglo” para describir a la humanidad caída ( Mr 4.19, Lc 16.8. 20.34). También se utiliza aion  para referenciar a este “tiempo” y sus características de maldad (Ro 12.2, 1 Co 2.6, Ga 1.4)  y cómo nos toca vivir en el siglo presente, pero como ciudadanos del siglo venidero. También se lo utiliza para describir al dios de este siglo o etapa

Especialmente importante es Heb 9.26, pues se nos deja claro que “los siglos” comenzaron en la fundación del mundo y que hoy estamos viviendo el período de la consumación de los siglos, también llamado los postreros tiempos. Estos postreros tiempos son mencionados en Hch 1.17, mostrando el cumplimiento de las profecías dadas a Israel por parte de Joel, pero cumplidas en la iglesia (el Israel de Dios Gal 6.16).  También se mencionan en 1 Pe 1.20 para mostrar que los postreros tiempos ya están “vigentes” desde la primera aparición del Señor Jesucristo y hasta su segunda venida.

Porqué es importante entender que estamos en la consumación del presente siglo? Porque con la segunda venida de Cristo comienza “el siglo venidero” y todas las cosas que se nos prometen a los creyentes que habremos de vivir y hacer en esa nueva etapa del plan de Dios.

… y el enemigo que la sembró es el diablo, y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.

Mt 13:39

… Así será en el fin del mundo; los ángeles saldrán, y sacarán a los malos de entre los justos,

Mt 13:49

… enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Mt 28:20

Las cuatro etapas del “presente siglo malo” (Gal 1.4)

Por lo que hemos visto hasta aquí, podemos resumir lo que la Biblia llama el “presente siglo malo” en 4 etapas.

  1. Aion como inicio de la creación (1 Co 2.7)
  2. Aion refiriéndose a los tiempos antiguos abarcando todo el tiempo desde la creación (pero más específicamente desde los tiempos patriarcales) hasta la primera venida de Cristo (Lc 1.70)
  3. Una etapa de consumación que comenzó con la primera venida de Cristo (Hebreos 9.26)
  4. Un fin (Mt 13.49)

Aion y el siglo venidero

Es el turno ahora de considerar el uso del término aion en relación al siglo venidero

Aion como referencia a un período futuro que aún no ha llegado

A diferencia de las secciones anteriores, aquí comentaremos versículo por versículo el significado de aion en cada pasaje por la relación directa con el tema principal de este estudio. Aunque este “período futuro” que mencionamos en el título es la misma eternidad, separaremos en esta sección los versículos que mencionan el estado eterno, pero sin dejar explícito que es el estado eterno. En la siguiente sección mencionaremos los versículo que explícitamente dicen que el aion futuro es para siempre. Y finalmente probaremos que son uno y el mismo aion, que comienza con la segunda venida de Cristo y no tiene fin

Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero (implícita la frase “siglo venidero”)

Mt 12:32

En Mt 12.32 utilizando 2 veces aion, hay una clara referencia a los 2 siglos: el siglo presente, que comenzó en la fundación del mundo, y el siglo venidero, que comienza con la segunda venida de Cristo. Este siglo presente, como vimos en la sección anterior esta caracterizado por lo malo, donde el justo es perseguido y oprimido, donde los pecadores hacen su voluntad y no la de Dios, donde Satanás es su dios y la iglesia hace su obra evangelística predicando el evangelio. En este pasaje, el del famoso “pecado imperdonable”, Cristo muestra que existen 2 siglos, el presente y el venidero.

… que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y tierras junto con persecuciones; y en el siglo venidero, la vida eterna.

Mr 10:30

Al igual que en Mt 12.32, en Mr 10.30 también se menciona claramente el siglo venidero, y lo que está sobreentendido es el siglo presente, mencionado como “en este tiempo“. Nuevamente, el siglo presente es el que vivimos hoy, donde reina la muerte y la vida es temporal, pero el siglo venidero, es aquel donde la vida es eterna o la condenación es eterna. El siglo venidero comienza con la segunda venida de Cristo y la transformación de los cuerpos de los redimidos por su sangre. Aquel siglo venidero será donde se entreguen las recompensas.

… pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan ni son dados en matrimonio;

Lc 20:35

Este pasaje de Lc 20.35 debemos estudiarlo a la luz de Lc 24.34. Jesús tiene la intención de mostrar que en este siglo presente, el que conocemos, donde la raza humana está caída, los seres humanos se casan, pero en el siglo venidero, que es el mismo estado eterno, donde la vida es eterna, ya no hay matrimonios. Esta fue la enseñanza de Jesús ante la pregunta realizada por los saduceos para tratar de tenderle una trampa. Nuevamente aquí están los 2 siglos claramente enseñados

… muy por encima de todo principado, autoridad, poder, dominio y de todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo sino también en el venidero (el siglo venidero).

Ef 1:21

Ef 1.21 es un hermoso pasaje que debemos leer acompañado de Ef 1.20 y Mat 28.18, donde se muestra que a Cristo se le dió autoridad sobre todo lo creado en su ascenso a los cielos luego de ser resucitado, y que esa autoridad la esta ejerciendo HOY como Rey y Señor en su pueblo, en el siglo presente, y lo seguirá haciendo durante la eternidad en el siglo venidero (recordar los pactos cumplidos y mencionados en Lc 1.33 y Lc 1.55)

 

Aion como referencia a la eternidad futura

…y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Lc 1:33

De la cual habló a nuestros padres, para con Abraham y su descendencia para siempre

Lc 1.55

Pero del Hijo dice: TU TRONO, OH DIOS, ES POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS, Y CETRO DE EQUIDAD ES EL CETRO DE TU REINO.

He 1:8

Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos.

He 13:8

MAS LA PALABRA DEL SEÑOR PERMANECE PARA SIEMPRE. Y esta es la palabra que os fue predicada.

1P 1:25

Y el mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

1Jn 2:17

y juró por el que vive por los siglos de los siglos, QUIEN CREO EL CIELO Y LAS COSAS QUE EN EL hay, Y LA TIERRA Y LAS COSAS QUE EN ELLA hay, Y EL MAR Y LAS COSAS QUE

EN EL hay , que ya no habrá dilación

Ap 10:6

En esta serie de versículos, la característica común es que todos hacen referencia a la eternidad, utilizando la palabra “aion” con diversas traducciones. Se destacan por ejemplo Lc 1.33 y Lc 1.55 donde se enseña que en su primera venida, Cristo cumplió las promesas hechas a Jacob y Abraham, para inaugurar y establecer su reino para siempre.

En los versículos de Juan, se destaca la deidad de Cristo, y un mensaje similar se nos transmite en los 2 versículos de Hebreos, claramente probando la eternidad de Cristo y por tanto su deidad. Un caso similar se aplica a la referencia de Apocalipsis 10.6

En los pasajes 1 Pe 1.25  y 1 Jn 2.17 se recalca que lo dicho por el Señor permanecerá para siempre, y para siempre también los que hacen la voluntad de Dios.

Es el siglo venidero, la mismísima eternidad?

Cabe la pregunta si el siglo venidero es un período acotado en el tiempo, de duración finita o es la misma eternidad, también llamado el “estado eterno”.

Marcos 10.30 nos ayuda un poco pues se nos dice que quienes entren en el siglo venidero, recibirán plenamente la vida eterna. Hoy los creyentes tenemos la promesa (1 Jn 2.25) y la esperanza de la vida eterna (Tito 1.2, Tito 3.7). Dicha promesa y esperanza es tan firme que se nos dice que tenemos vida eterna (Juan 3.36) , pero aún no hemos tomado posesión de la misma. Esto ocurrirá una vez, al inicio del siglo venidero y será para siempre cuando nuestro cuerpo mortal se revista de inmortalidad (1 Co 15.53) y queda confirmado porque el Señor mismo dice en Lc 10.35-36 que la resurrección, la vida eterna y la inmortalidad están todas relacionadas al mismo evento, cuando termine el presente siglo y comience el siglo venidero

No tenemos ninguna duda de que Aion es una referencia a la eternidad y en eso ninguna postura escatológica hace diferencias. Pero no todos tienen claro que el siglo venidero es la eternidad misma. Por ejemplo, para el dispensacionalismo, algunas apariciones del termino aion en relación al futuro son referencias al estado eterno y otras, referencias al milenio de 1000 años

Te presentamos otro estudio donde podes encontrar información adicional sobre el presente siglo y el siglo venidero, pero desde el enfoque del reino de los cielos, el reino de Cristo y el reino de Dios. En dicho estudio podrás comprobar que el reino de Cristo ha comenzado con su primera venida y que se manifestará plenamente como el mismo estado eterno, el mismo siglo venidero y el mismo reino de Dios.

¿Y donde está el milenio en este esquema?

En este estudio simplemente nos limitamos a mencionar el esquema que Dios, Cristo y los apóstoles utilizaron para dividir la historia de la humanidad y no son las dispensaciones sino un siglo presente y un siglo venidero. Hoy estamos en la consumación del siglo presente, cerca del final. Cuando llegue Cristo en su segunda venida, y el final con él, no hay siglos ni períodos intermedios, sino que de inmediato comienza el siglo venidero y este es eterno y no temporal

Por tanto, si el siglo presente es malo y lleno de pecado, y el siglo venidero es eterno, perfecto y SIN PECADO…. ¿donde entra el milenio? ¿En el siglo presente o en el venidero?

El milenio literal de 1000 años descrito por los dispensacionalistas es imposible que ocurra el siglo venidero:

  • En el siglo venidero no hay muerte y en el milenio dispensacionalista si hay muerte.
  • En el siglo venidero no hay nacimientos y en el milenio si hay nacimientos
  • En el siglo venidero no hay casamientos y en el milenio dispensacionalista si hay casamientos
  • En el siglo venidero no hay pecado, pero en el milenio dispensacionalista si hay pecado aunque limitado
  • En el siglo venidero no hay leyes (al menos no como las conocemos hoy), pues no hay pecado pero en el milenio según el dispensacionalismo si hay Ley, de hecho se vuelve a la Ley de Moisés

El milenio sólo puede “encajar” en el período del presente siglo malo, porque en el milenio hay nacimientos y muertes, ley y pecado, casamientos etc, y eso es lo mismo que encontramos hoy, en el presente siglo malo.

Sin embargo, para el dispensacionalismo, el milenio debe ser de 1000 años, literalmente, debe comenzar con la segunda venida de Cristo y terminar en el juicio del Gran Trono Blanco. También debe transcurrir, en parte en la tierra (para Israel) y en parte en el cielo, para la iglesia viviendo en la Jerusalén celestial. Por contrapartida, para el amilenialismo, el milenio es presente, comenzó con la primera venida de Cristo y termina con la segunda venida de Cristo, momento en que ocurre el juicio Gran trono blanco y transcurre en los corazones de los creyentes que están vivos en la tierra, y a plenitud en los creyentes que partieron de este mundo y ya están reinando con Cristo en el cielo esperando el día de la resurrección

¿Es el milenio “la consumación de los siglos” mencionada en Hebreos 9.26? ¿Cuál de las 2 posturas es la correcta?

Demostrar que el milenio comenzó en la primera venida de Cristo, que no es de 1000 años y que no es en la tierra sino en los corazones y en el cielo no es complejo, pero son muchos versículos a utilizar, por lo que debemos dedicar otro estudio para demostrarlo

Nos limitaremos a decir que los redactores del presente blog creen firmemente y sin ningún margen de dudas, que estamos viviendo en el milenio hoy y que no es futuro, desde que comenzó el período de la iglesia y Cristo está reinando en los corazones de los creyentes, donde mora la justicia, aunque también hay pecado (aunque limitado por la acción del Espíritu Santo)

Que importancia tiene para nosotros

Todo lo que podamos estudiar en relación a la segunda venida de Cristo estará en uno de estos 2 siglos: el presente o el venidero. Comprender esto nos ayudara a relacionar correctamente los pasajes y entender el panorama profético de un modo mucho más simple y claro de lo que nunca antes imaginaste. No podemos adelantarnos sobre esto, pues estamos preparando los estudios que te lo mostrarán pero te anticipamos que en la misericordia del Señor, y si él no viene antes a redimir nuestros cuerpos mortales, te presentaremos dichos estudios que te harán mucho más simple lo que hasta hoy ha sido un tema difícil para ti: la profecía bíblica.

También te podría gustar...