Razones para no creer en el rapto pretribulacional

La teoría del rapto pretribulacional es la más difundida hoy en el mundo evangélico. Es enseñada por todas las ramificaciones del dispensacionalismo. Conceptualmente significa que Cristo viene a buscar a su Iglesia para quitarla del mundo y así poder dar lugar a los juicios de la tribulación, previos a su segunda venida en gloria para juzgar al mundo.

Para entender mejor este estudio, te recomendamos comiences por el principio donde explicamos el premilenialismo dispensacional

Es posible que algunos argumentos no te parezcan contundentes y eso es comprensible. Algunos pasajes simplemente no tienen una explicación clara y única. Pero al menos te dejamos ver que hay mejores alternativas de interpretación a las que muy posiblemente te hayan enseñado. En otros casos, algunos pasajes serán para ti un verdadero descubrimiento que ilumine tu corazón para ver la falsa enseñanza del rapto pretribulacional. Dejaremos aquí un breve listado de algunas objeciones a esta posición.

Objeciones al rapto pretribulacional

Podemos dividir las objeciones en algunas categorías

Objeciones en la interpretación histórica del rapto pretribulacional

El dispensacionalismo enfrenta el grave problema de no tener apoyo histórico de ningún tipo. Es decir, sus enseñanzas distintivas (la hermenéutica literalista, la separación entre Iglesia e Israel, y el rapto secreto) no fueron enseñadas nunca antes en la historia de la Iglesia, ni por los padres de la iglesia de los primeros siglos ni en los posteriores. Caso diferente es el del milenio que, aunque no lo entendemos como literal de 1000 años, al menos podemos encontrar evidencias claras de haber sido enseñado por los padres de la iglesia desde el siglo II en adelante

Objeciones en relación con los enemigos de Cristo

2 Tes 2.1-3

En el esquema dispensacionalista, hay una serie de eventos que tienen esta secuencia a) la reunión de la Iglesia con Cristo en el rapto secreto b) la manifestación del anticristo c) la apostasía generalizada, d) la segunda venida de Cristo. De ese modo el dispensacionalismo enseña que la iglesia se reunirá con Cristo en el rapto pretribulacional(1 Tes 4.17). En ese sentido, el rapto pretribulacional sería nuestra “reunión con Cristo” y según el dispensacionalismo el anticristo se manifiesta después de nuestra reunión con Cristo para que la Iglesia pueda evitar la persecución del anticristo y la tribulación. Sin embargo, el pasaje de 2 Tes 2.1-3 nos dice que el anticristo se debe manifestar antes de nuestra reunión con Cristo y debe manifestarse una apostasía generalizada antes del Regreso de Cristo. Esto es contradictorio. El anticristo no puede manifestarse antes y después de la reunión de la Iglesia con Cristo.  Hay algunas alternativas para intentar resolver este conflicto:

a) nuestra reunión con Cristo es en el rapto secreto, y entonces  2 Tes 2.1-3 habría otra reunión de la Iglesia con Cristo diferente a la reunión del rapto. Esto carece de sentido pues la Iglesia está ya con Cristo para siempre desde el rapto secreto según el dispensacionalismo. Esto es un absurdo y debe descartarse que la mención de 2 Tes sea el rapto secreto

b) Otros son los que se reúnen con Cristo en 2 Tes 2.1-3 y no la Iglesia. Esto también es contradictorio pues Pablo, incluyéndose en la Iglesia, habla en 2 Tes 2.1 de “nuestra” reunión con Cristo.

c) La reunión con Cristo de 2 Tes 2.1-3 es la misma que la de 1 Tes 4.7 y esta reunión es posterior a la manifestación del anticristo, y por tanto la iglesia pasará la tribulación (sea de 7 años o de cualquier otra duración). Esta es la única explicación que no conduce a contradicciones excepto que contradice el esquema dispensacionalista. Prefiero contradecir el esquema dispensacionalista y no la Palabra de Dios.

d) el anticristo y la apostasía se manifiestan antes del rapto secreto. Entonces el anticristo y la apostasía aparecerían antes de la tribulación pero en forma gradual y no repentina como enseña el dispensacionalismo, llegando a su máxima maldad luego del rapto secreto. El problema con esta interpretación es que todas las descripciones que Pablo da en 2 Tes 2  para que la iglesia los reconozca, son eventos que según los mismos dispensacionalistas ocurren durante la tribulación. ¿Qué sentido tiene que dé características de lo que ellos no verán? ¿Por qué prevenirlos de una manifestación del anticristo y la apostasía cuando las señales para reconocerlo aparecerán luego de que la iglesia sea arrebatada?. Aunque esta posible interpretación no llega a un absurdo, ciertamente es muy poco probable y sería forzar muchísimo lo que el texto dice (aunque estoy ya acostumbrado a ver que el dispensacionalista hace eso constantemente)

Hermenéutica inconsistente

Los dispensacionalistas usan interpretación literal para la profecía y critican el sistema de interpretación profético que la iglesia usó por ya cerca de 2000 años. Sin embargo, pero no son consistentes en su uso “literal” sino que lo “cambian” cuando les conviene. Algunos ejemplos

  1. Afirmar que existe un paréntesis de ya casi 2000 años, nunca mencionado en la Escritura, entre la semana 67 y 70 de la profecía de Daniel. Eso no es interpretar literalmente sino hacerle decir al texto algo que el texto no dice
  2. Al interpretar Ap 4.1 afirman que representa el rapto de la iglesia. Eso es solo una conjetura para “acomodar” el texto al esquema dispensacionalista pero no es “interpretar” lo que el texto dice..

Profecías que no encajan en el esquema dispensacional

Sal 110.1. Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. Hch 3.21. Los cielos deben recibirle hasta la restauración de todas las cosas. Cristo permanecerá en su trono hasta el día que deba restaurar todas las cosas y destruir todos sus enemigos. No se levantará del trono hasta que el Padre haya destruido a los  enemigos porque de lo contrario estaría desobedeciendo al Padre. Esto contradice una venida previa a la destrucción de los enemigos de Cristo, entre los cuales están la muerte y al anticristo. 1 Co 15.26. Por necesidad, Cristo debe venir LUEGO de la muerte del anticristo y LUEGO de la resurrección y no antes

Ro 11.25 -26

En el esquema dispensacionalista, cuando el número de creyentes gentiles se haya completado, la Iglesia será raptada y Dios reanudará su trato con Israel. El número de gentiles se completa cuando culminan  los tiempos de los gentiles. El problema surge cuando pensamos que durante la tribulación, Israel luego de convertirse a Cristo comienza a predicarle nuevamente a los gentiles y estos se convierten y son salvos, contradiciendo el hecho de que el número de gentiles se ha completado. En el dispensacionalismo resuelven esto diciendo que esos gentiles no pertenecen a la Iglesia pues fue arrebatada. Pero tampoco pertenecen a Israel. Entonces… ¿Son un tercer pueblo de Dios? ¿Qué promesas tienen?.  Llegar a esas conclusiones y defenderlas es torcer las Escrituras, hacerles decir lo que ellas no dicen

Llega el momento de explicar Ro 11.26 Es mucho más simple entender que la Iglesia pasará por la tribulación y cuando el número de gentiles se cumpla y sean añadidos a la iglesia, entonces Cristo regresará. Eso es lo que dice el Texto. Debemos aclarar aquí que “luego” en Ro 11.26 no está bien traducido como “luego”. En el original griego es oúto, y es un adverbio que significa “de esta manera”, en referencia a algo precedente. Con esto en mente, es claro ahora que Pablo no está queriendo enseñar que luego de la salvación de los gentiles, comenzará la salvación de Israel. Como ya hemos afirmado, la Iglesia es el Israel de Dios, y lo que Pablo está afirmando es cómo se completará el número de los salvados. Cuando el último de los escogidos de Dios sea añadido a la Iglesia, se completará su número y regresará el Señor. Eso es lo que Pablo afirma en este pasaje

Las parábolas

  1. Mt 13.24-30. El trigo y la cizaña están juntos hasta la separación final en el regreso visible de Cristo. No se toma el trigo antes que la cizaña como enseña la teoría del rapto pretribulacional. Tanto el trigo como la cizaña, ambos pasan la tribulación.
  2. Si las parábolas de Mateo 13 son para Israel durante el periodo del milenio, porque entonces habla de los afanes de este siglo y el engaño de las riquezas? (Mt 13.22). Claramente, las parábolas de Mt 13 son para la iglesia y este siglo presente (ver estudio sobre el siglo presente y venidero)

Profecías sobre la resurrección

  1. Ap 20.4-5. Si en Ap 20 se menciona la primera resurrección, como es que la resurrección del rapto (supuestamente en Ap 4.1) es previa a ésta? Aquí no pueden interpretar literalmente primera resurrección 1 co 15.22-23. Es contradictorio. 
  2. 1 co 15.54 La muerte de la muerte ocurre con la resurrección de la iglesia y es el último enemigo que Dios vencerá antes del regreso de Cristo. Entonces la destrucción de la muerte (y la resurrección de la iglesia) no puede ocurrir durante en el rapto pre tribulacional, ya que durante la tribulación aún quedan muchos enemigos por vencer, incluido el anticristo!. Además, según el dispensacionalismo, la muerte sigue “viva” no solo durante la tribulación, sino hasta incluso el final del milenio. Esto es una total contradicción

Argumentos que contradicen una segunda venida sorpresiva

1 Tes 5.2-4

Si este pasaje es otra descripción del rapto secreto, entonces Cristo viene como ladrón en la noche en el rapto. Pero entonces cómo es que viene como ladrón en la noche al final de la tribulación? (Ap 16.13-16) Esto es contradictorio.  Si por el contrario, 1 Tes 5.2-4 no habla del rapto, sino de la segunda venida, conforme a lo visto en el punto anterior, cómo es que pueden decir “paz y seguridad” en medio de la gran tribulación? Simplemente no se puede armonizar eso en una enseñanza coherente.

Mt 24.36

El día de la segunda venida de Cristo es tan desconocido que solo el Padre sabe el día y la hora. Si hubiese un rapto 7 años antes de la segunda venida, entonces, la segunda venida dejaría de ser secreta y estaría anunciada con 7 años de anticipación. El día que se siente el anticristo en el trono del templo indicaría que a la tierra le quedan 3 años y medio de “vida”, el surgimiento de los 2 testigos y su resurrección también indicarían algo similar, los cataclismos de la tribulación (como la concibe el dispensacionalismo) serán un anuncio claro del fin. Entonces el regreso de Cristo y el fin no sería secreto ni repentino y mucho menos, sorpresivo como “un ladrón en la noche” 2 Pe 3.10. Esto es contradictorio

Argumentos referidos al período de la tribulación

1 Tes 1.10

El dispensacionalismo enseña que “la ira venidera” es una referencia a la tribulación de 7 años. Sin embargo Mt 3.7 Lc 3.7 enseñan que esa ira venidera no es la tribulación, sino la misma condenación anunciada por Juan el Bautista.  Los pasajes de los evangelios sólo pueden entenderse en el sentido del juicio final en el lago de fuego. Si son la misma ira venidera, entonces 1 Tes 1.10 no habla de la tribulación, sino de la condenación final y por tanto no es un versículo que apoye el rapto pretribulacional. Si son diferentes “iras venideras” (como afirma el dispensacionalismo) entonces Pablo estaría siendo “descuidado” al utilizar ese término, siendo que el significado es otro.

Las traducciones de la Biblia también apuntan al juicio final y no a un período de calamidades. Veamos algunas traducciones

  1. La versión en Castellano antiguo, traduce 1 Tes 1.10 “nos libra de la condenación que ha de venir”.
  2. La NVI “del castigo venidero”,
  3. La Biblia en Lenguaje sencillo “del castigo que Dios dará a los pecadores en el día del juicio”,
  4. La Biblia de las Américas  y la Biblia Latinoamericana “nos libera del juicio que se acerca”,
  5. La Biblia al día: “nos libra del castigo venidero”.

Jn 14.1-3

En ningún momento este texto aclara que se refiera al arrebatamiento pretribulacional. Puede aplicarse perfectamente a la segunda venida de Cristo en gloria. Otro problema con este pasaje de Juan es que según el sistema premilenialista dispensacional por lo general las porciones proféticas de los evangelios son dichas por Cristo a los discípulos en su condición de “Israel” y no como “Iglesia”, la cual no surge hasta Pentecostés. Entonces, porqué debía entender este pasaje de Juan 14 como profecía para la iglesia si casi todo el resto de profecías son (según ellos) para Israel?. Nadie podía explicarme eso sin tener que aceptar que la aplicación de Juan 14 para la Iglesia y no para Israel era arbitraria, porque “encajaba” mejor en el esquema dispensacionalista, pero no porque el texto dijera que se refiere al rapto. Simplemente afirman que “es para la iglesia” y el tema no se discute más.  Este texto no puede usarse para probar un rapto postribulacional pero tampoco pretribulacional. El pasaje simplemente se limita a describir la promesa del regreso de Cristo y la esperanza de morar eternamente con él. Sin embargo decimos que, si como creemos en el amilenialismo, la Iglesia es el Israel de Dios, entonces este pasaje de Juan 14, se aplica a la Iglesia porque Cristo esta viendo a sus discípulos no como “nación de Israel” los cuales ya le habían rechazado, sino como su pueblo escogido, la Iglesia

1 Tes 5.3

El concepto dispensacional de la tribulación exige grandes calamidades sobre la tierra antes del regreso final de Cristo. Por el contrario, 1 Tes 5.3 enseña que los tiempos previos a la venida de Cristo serán días de paz y prosperidad, seguridad que les confortará el alma. Más aún, Cristo mismo afirma que durante esos días la gente no estará como loca corriendo de aquí para allá por causa de las catástrofes mundiales, sino que se estarán casando, comiendo y bebiendo como siempre lo hicieron. Sabemos  que esto es muy traumático de aceptar para un dispensacionalista que siempre se le enseñó a mirar terremotos, inundaciones y tornados como sinonimos que se acerca la tribulación. No queremos mucho profundizar sobre la descripción de la tribulación en este lugar, porque necesitamos hablar más sobre Apocalipsis y otros libros de la Biblia. Nos limitamos a decir aquí que no solo el rapto pretribulacional es un error del dispensacionalismo, sino también su concepción de la tribulación.

Mt 24.38.

Para probar el rapto pretribulacional, en el dispensacionalismo suele utilizarse la ilustración de Noé, entrando 7 días antes del diluvio como si esos 7 días fueran una “figura” del período de la tribulación. Sin embargo debemos notar los siguientes puntos al respecto

a) El mundo estaba en completa paz antes que comenzara el diluvio por lo tanto esos 7 días no reflejarían un mundo envuelto en un cataclismo mundial de juicios ecológicos. Más bien colabora en pensar que dirán “paz y seguridad” justo antes del segundo regreso de Cristo en gloria con destrucción repentina (1 Tes 5.2-4). Esto contradice el concepto de una tribulación como la imagina el dispensacionalismo.

b) Para afirmar que esos 7 días son una figura de la tribulación deben aceptar el uso de profecías simbólicas y figuradas, pero eso mismo es lo que ellos critican como inválido de las otras posiciones respecto de la tribulación y el milenio.

Ap 3.10

Este texto es enseñado por el dispensacionalismo como que apoyara el rapto pretribulacional. Esto tiene el inconveniente de que para afirmar que es el rapto de la Iglesia se debe creer que las cartas de Cristo a cada iglesia en Ap 2 y 3 representaban “las etapas” de la iglesia desde pentecostés hasta hasta la segunda venida de Cristo. Eso no es coherente con el sistema de interpretación literal del dispensacionalismo. Es más bien alegorizar, lo cual ellos critican en los otros sistemas de interpretación.  En esta alegoría de las iglesias, Filadelfia es la iglesia amorosa que vive previamente al rapto pretribulacional, y Laodicea la Iglesia apóstata que se rinde a los pies del anticristo luego del rapto pretribulacional. Personalmente creemos que las cartas de Ap 2 y 3 son a iglesias reales y no simbólicas. Y aún cuando pudieran ser a la vez reales y simbólicas hay un problema más no resuelto por el dispensacionalismo ¿Por qué Cristo dice amar a Laodicea como SU iglesia si en realidad es la iglesia del anticristo (interpretándola como una etapa)?¿Porqué solo les llama “tibios” y no apóstatas?

Estas y otras más, aún más evidentes, son algunas de las causas por las cuales creemos que un rapto previo a la tribulación no es posible. Esta enseñanza sólo puede darse juntando textos aquí y allá, poniendo unos aquí y otros allá, pero no guiados por una clara enseñanza de la Escritura, sino a voluntad de los que pretenden “armar” un esquema no enseñado en ninguna parte de la Biblia, pero defendido como si fuera tal cosa. Les invitamos a considerar el esquema básico enseñado por la Biblia en el estudio sobre el siglo presente y el siglo venidero

 

También te podría gustar...