El reino de Dios y el reino de Cristo (parte 2)

Esta es la segunda entrega (y última) del estudio sobre el reino de Dios, el reino de los cielos y el reino de Cristo el cual te recomendamos que leas aquí

En otro estudio consideraremos específicamente la cuestión del milenio y el reino de Cristo, pero aquí nos limitaremos a considerar el porqué es igual al reino de Dios.

  1. Jesús, en ninguno de sus mensajes ni discursos hace distinción de diferentes reinos. Siempre se refiere al “reino” con diversos nombres pero jamás intentó explicar que eran diferentes. ¿Por qué? A veces lo llamó, como hemos visto, reino de los cielos o reino de Dios y en otras ocasiones como SU reino (Jn 18.36). Jesús nunca hizo una explicación de en qué consiste específicamente “su reino”, y los evangelistas tampoco intentaron hacerlo ¿Por qué? Por la simple razón de que es el mismo reino que del que todos ya venían hablando
  2. ¿Porqué le llama SU reino en algunas ocasiones y en otras reino de Dios, o reino de su Padre? Porque le pertenece al Padre, lo recibe de él (Lc 19.15) y finalmente luego vuelve a entregárselo al Padre (1 Co 15.54) luego del día del Gran Juicio
  3. El ladrón arrepentido en la cruz (Lc 23.42) menciona a Cristo viniendo en SU reino, pero de nuevo… ¿cuando Cristo predico de SU reino en los evangelios? NUNCA con esas palabras! Siempre lo hizo con “reino de Dios o reino de los cielos”. Entonces como es que el ladrón le llama “el reino de Cristo”? Simplemente porque creía que era el mismo reino que había escuchado antes
  4. Efesios 5.5 dice: Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Pablo no está tratando de explicar que sean diferentes reinos, por el contrario, enseña claramente que el reino de Cristo es mismo reino de Dios. Si Pablo hubiese querido enseñar que eran 2 reinos diferentes, 1) no los hubiera mezclado así en una expresión que sería confusa para explicar que son diferentes 2) Hubiera dicho algo como “en el reino de Cristo y tampoco en el reino de Dios”. La ausencia de intentos de aclarar cualquier posible confusión, claramente dan a entender lo siguiente a) Pablo no intentó diferenciarlos por ser el mismo. b) Pablo sabía que los lectores no se confundirían, porque ya les había enseñado que eran el mismo reino.
  5. El reino de Cristo es eterno y para siempre, el reino de los dispensacionalistas y premilenialistas históricos es de solo 1000 años. Pensemos en Lc 1.33. Para los dispensacionalistas, el reinado que aquí se menciona es el milenio. La Biblia de estudio Macarthur dice en la nota sobre este versículo que este pasaje recalca el reino judío milenario y el carácter eterno del reino. Pero el pasaje no enseña esa distinción. Se limita a decir que el reino sera eterno, y no de mil años. Otro caso más donde le hacen decir al pasaje lo que el pasaje no dice. La Biblia de Scofield no dice nada sobre este pasaje, como si no hubiera algo importante para decir respecto a la duración del reino de Cristo! Obviamente que no quieren decir nada porque contradice la concepción literal y terrenal de lo que ellos llaman el milenio. Algunos tratarán de resolver el dilema diciendo que Cristo reinará eternamente sobre la casa de Jacob y eternamente también sobre la Iglesia, pero entonces ¿hay 2 reinos de Cristo en paralelo y simultáneos por toda la eternidad? y si es un solo reino de Cristo, ¿su reinado es sobre un único pueblo o sobre 2 pueblos diferentes? Y si es un único reinado, ¿por qué decir que son 2 pueblos diferentes cuando la Biblia dice que de los 2 pueblos hizo uno (Ef 2.14)?
  6. ¿Hay muchos pasajes que dicen que el reinado del Mesías es para siempre? Muchísimos!!!! . 1Cr 22:10; Sal 45:6; Dn 7:14; Dn 7:27; Mi 4:7; He 1:8; 1Cr 17:14; Is 16:5; Dn 2:44; Dn 6:26; Hebreos 1.8 No entraremos en este artículo a demostrar que estos pasajes son aplicados por los apóstoles a la Iglesia y no al israel étnico (la nación terrenal). Simplemente nos limitaremos a decir que el único reino eterno es el reino del Dios eterno. Como Cristo es Dios eterno y la Biblia dice (no lo suponemos ni lo asumimos, lo leemos sin torcer lo que dice)  que el reino de Cristo es eterno, entonces el reino de Cristo debe ser el mismo que el reino de Dios, de lo contrario, habría 2 reinos eternos, diferentes y en paralelo, y el Hijo reinaría sobre uno y el Padre sobre el otro. Absurdo no? Además, el dispensacionalismo nos enseña que debemos tomar literalmente las cosas. Coincido plenamente en este caso… para siempre significa para siempre y no 1000 años y es mucho más probable que el pasaje de Ap 20 deba ser tomado figurativamente y no desestimar lo que literalmente dicen una veintena de versículos: que el reino de Cristo es eterno
  7. 2 Pedro 1.11, porque aquí se nos dice algo interesante: habla de la entrada al reino futuro y eterno de Cristo. Es eterno o es de 1000 años?
  8. También es momento de preguntarnos, es un reino que está ahora o estará en un futuro?  Esto es conocido en los círculos reformados como el “ya, pero todavía no”. El reino de Cristo está presente, en los corazones de su pueblo, y ya reinando de un modo más pleno en los hermanos que partieron a la gloria. Sin embargo aún queda la realización plena del reino de Cristo, cuando él se manifieste. Romanos 14.17 nos enseña que el reino de Dios está ahora presente, y lo mismo testifica 1 Co 4.20. Aún más claro es 1 Co 15.23-25, pues se nos dice, hablando de las resurrecciones, que el primero de todos, fue Cristo (las primicias, tomando la simbología del AT donde lo primero de la cosecha del grano en el tiempo de la cosecha era consagrado a Dios) , luego de su segunda venida, recordandonos a las parábolas de los evangelios resucitará el resto de la cosecha y luego, en el fin, Cristo entregará el reino (presente ahora) al Padre. El versículo 25 confirma esto hablando de que es necesario que Cristo reine HOY hasta suprimir a sus enemigos, a fin de entregar en su segunda venida, un reino sin enemigos al Padre

Conclusión

Hemos probado que los términos reino de Dios y reino de los cielos son intercambiado indistintamente por los evangelistas para referirse al reinado del Dios de los cielos

Hemos probado que el reino de Cristo es utilizado indistintamente por los evangelios y los apóstoles en sus epístolas para referirse a un mismo reino, el cual además es eterno y por tanto debe ser uno y el mismo y donde además hay menciones explícitas para decir que son el mismo.

Si el reino de Dios es el mismo reino de los cielos y el reino de Dios es el mismo reino de Cristo, entonces el reino de los cielos es el mismo reino de Cristo y concluimos que los 3 son nombres del mismo reino, utilizados según la conveniencia del escritor, pero no porque sean diferentes.